El periodo fiscal es uno de los más estresante para los negocios, el mes de marzo en Chile millones de empresas preparan la declaración de impuesto. Durante este mes muchas personas se encuentra pérdidas en la operación renta y sin mucho conocimiento al respecto de los nuevos cambios.

Si la Operación Renta 2019 viene cargada de cambios, nuevos formularios y demás que generan confusión entre los contribuyentes. Sobre todo, en aquellos que no cuentan con la ayuda de un equipo de contadores o simplemente no usan un buen software contable, como: ERP CONTALINE.

Por lo anterior en el artículo de hoy hablaremos de los cambios más resaltantes de la Operación Renta 2018 y, te daremos algunos consejos; para que su empresa pueda sobrevivir un año más al fisco, sin estrés y gastos exorbitantes.

 

Puntos claves de la Operación Renta 2019

Como se mencionaba, la operación renta 2018 representa cierta dificultad para algunas empresas. Lo anterior se debe a los cambios, reformas y algunas novedades que encierra este nuevo régimen tributario, muy diferente al acostumbrado; si lo comparamos con el sistema que se aplicaba anteriormente, cuya base se sostenía en el sistema tributario del año 1984.

Hay algunos detalles que tienes que conocer de la operación renta 2018, con la intención de evitar sanciones por desconocimiento. Además, aún hay ciertas áreas oscuras cuyo entendimiento no es claro; por lo que trataremos de explicar los puntos claves para sobrevivir este periodo fiscal.

 

Dos regímenes: semi-integrado y renta atribuida

Básicamente el régimen tributario creó cuatro políticas para el pago de impuesto, cuando se trata de empresas las más usadas:

  • Régimen semi-integrado
  • Y, régimen de renta atribuida

Tu empresa tenía plazo para elegir cuál se adaptaba más a su realidad hasta el 31 de diciembre de 2016. Si por alguna razón no elegiste entre uno y el otro, el sistema lo hizo por ti. Sólo debes acceder para conocer cuál es el régimen dispuesto para ti.

La gran mayoría de las empresas se encuentran reconocidas bajo el régimen de renta atribuida. En este régimen, los trámites para declarar y cumplir con la obligación tributaria referente a los impuestos de primera categoría, no tienen mayor dificultad. Durante este proceso sólo deben ingresar la renta líquida imponible, las donaciones hechas durante el periodo en curso y los retiros efectivos.

Sin embargo, si tu empresa es del tipo semi-integrado deberá haber una revisión exhaustiva de tu parte; ya que el sistema no compara datos, por lo que deberás actualizar todos los saldos de créditos y retiros en efectivos.

Ahora independientemente del régimen tributario acogido por tu empresa debes cumplir con una serie de registro, para declarar sin problema durante la operación renta 2018.

 

5 registro necesarios, para hacer la declaración sin problemas

Para que tu empresa pueda declarar sin problema durante la operación renta 2018, deberá contar con cinco registros llevados adecuadamente durante el año 2017.

Esencialmente estos registros son:

RAI

Son aquellas rentas que afectan el impuesto global complementario, o también conocido, como: el impuesto adicional.

DDAN

Esencialmente esta corresponde a la depreciación acelerada y la normal, que es implementada por el SII. Con la finalidad de tener más control sobre las depreciaciones de activos fijos.

REX

Básicamente hace alusión a aquellos ingresos que no corresponden a rentas, o que por su parte ya fueron tributadas.

En pocas palabras, es el registro de las rentas exentas.

SAC

Este registro es alusivo al saldo acumulativo de crédito.

STUT

Fundamentalmente es el saldo total, de las rentas pendiente por tributación.

Todos estos registros son necesarios para poder con éxito presentar la declaración de impuestos de tu empresa. Si te falta alguno es importante que empieces a complementarlos.

Nuevas declaraciones juradas

Hay una nueva serie de declaraciones juradas, como:

  • La DJ 1938
  • La DJ 1939
  • La DJ 1943
  • La DJ 1940
  • La DJ 1941
  • Y, la DJ 1942

 

En el caso de la DJ 1943 es usada, para la declaración de la renta líquida imponible. Sólo es usada por empresas de renta presunta y contabilidad simple.

La DJ 1938 es para empresas del tipo atribuida.

La DJ 1939 por su parte es para empresa semi-integradas.

En cuanto la DJ 1941 y DJ 1942 se usan en las declaraciones por retiros y dividendos de empresas semi-integradas. Y, la DJ 1940 en el caso de empresas del régimen renta atribuida.

Estas declaraciones pueden generar cierta incertidumbre, sobre todo, en empresas acostumbradas a los procesos tributarios antiguos. Sin embargo, en el portal del SII hay información acerca de la operación renta 2018, si bien en algunos casos es escueta y no arroja mucha luz sobre las dudas hay otras herramientas que pueden ayudarte.

 

¿Cómo salir victorioso durante esta Operación Renta 2019?

La operación renta puede representar para muchas empresas desafíos; ya que si tan sólo un punto se hace de manera inadecuada puede perjudicar económicamente a la misma, es más; se han visto casos donde le es suspendida la facturación electrónica a la empresa.

Sin duda alguna, la operación renta no es un juego de niños y, por ello hay que utilizar todos los recursos para hacer la declaración de impuestos de manera correcta.

Debido a los recientes cambios en el sistema tributario chileno muchas empresas se han visto desamparadas en un camino desconocido, pero no tiene que ser así. Hay softwares contables online, que son muy económicos y de gran calidad, que hacen todos los trámites referentes al fisco y más.

Si se trata de elegir el mejor software contable, elige ERP CONTALINE, es un sistema muy  avanzado  que no sólo te facilita los procesos contables, sino administrativos y hasta repercute positivamente en la productividad de tu empresa.

Si quieres salir victorioso durante esta operación renta 2018, CONTALINE es tu mejor opción.

Share This